domingo, 5 de mayo de 2013

Capitulo 21 "Sexo, reconciliacion y pillada"



CAPÍTULO 21
 "Sexo, reconciliacion y pillada"
Después de haber pasado la tarde en la casa de los Styles, Liam y Andrea se fueron caminando hacia sus respectivas casas.
- Que locura –comentó Liam pasando un brazo por los hombros a la otra.
- Y que lo digas, que no se te ocurra no ponértelo conmigo eh –le amenazó Andrea con un dedo a lo que Liam se rio.
- ¿Sabes qué? –La otra no contestó con lo que Liam prosiguió –mi familia se ha ido a la playa… -Andre le miró con una ceja levantada.
- ¿Y…?                                                           
- Y –continuó –me estaba preguntando si te gustaría quedarte a dormir… -Andre sonrió pero hizo como que se lo pensaba.
- No se… ¿qué me ofreces? –le picó.
- ¿Tú que crees? –le preguntó Liam con mala cara
- ¡Pues por eso te pregunto! –dijo la otra sacando a Liam de sus casillas, cosa que no solía ser nada frecuente, se puso rojo de rabia y Andrea se empezó a reír.
- ¡¿Quieres que te diga lo que vamos a hacer?! –Andre asintió con una sonrisa de oreja a oreja –vamos a ir a mi casa y nada más entrar por la puerta vas a pasear tu bonito culo hasta mi habitación y ahí, ya puedes imaginártelo ¿qué te parece?
- Me parece que ya estabas tardando mucho en proponérmelo –se agarró a su cuello y le besó intensamente haciendo que Liam le sujetase por el trasero –corre, o te gano –en un momento Andre echó a correr hacia la casa de Liam que estaba a tan solo dos manzanas, no le hizo falta mucho tiempo para alcanzarla porque él había sido atleta hacía unos años, llegó y abrió la puerta sujetándola hasta que Andrea entró corriendo y él aprovechó para darle un cachete en el culo -¡Liam! –se quejó ésta entre risas.
- Creo que yo subo más rápido –contestó él cogiéndola en brazos y dándola un beso.
- Eres un cagaprisas –le dijo ella
- Tengo… demasiada prisa amor… -dijo Liam, llegaron a su habitación, Andrea la miró, no había estado allí, pero era genial, tenía cosas de baloncesto por todas partes y de futbol, como no, justo tenía su jodido uniforme para jugar.
- Dios mío… solo dios sabe cómo me pones con el traje ese puesto –dijo Andrea sonriéndole, Liam rio.
- Si quieres me lo pongo…
- No quiero ponerte ropa precisamente –dijo la chica guiñándole el ojo, se acercó y lo sentó en la silla y Liam simplemente la miraba maravillado.
-¿Qué me vas a hacer? –Dijo él inocente, Andrea sonrió pícara, cogió unas telas y le ató las manos a la silla con ruedas de su escritorio, el otro la miró nervioso -¿Te mola el sado?
- ¡No! –Dijo ella riendo –Calla, tú solo disfruta… -dijo para más tarde, coger la orilla de su camiseta y empezar a levantársela lentamente, se la sacó y se quedó con el sujetador color rojo de encaje, a juego con el tanga, Liam lo iba a flipar.
- No me jodas que llevas el tanga a juego… -dijo el otro nervioso, Andre miró hacia abajo y vio cómo se endurecía.
- No te queda a ti nada… -dijo ella riendo, se empezó a bajar los pantalones vaqueros, Liam estaba que se volvía loco, dios mío, iba a explotar de solo verla.
- Andrea… por favor… suéltame esto.
- Ni lo sueñes Payne –dijo la chica, se acercó hacia Liam y se sentó encima de el –Tío… no pongas esa cara…
- Pues déjame que toque –dijo él desesperado.
- Te suelto una mano, pero no hagas nada –éste asintió y Andre le soltó la izquierda, fue hacerlo y Liam se levantó quitándose el enganche de la derecha – ¡TRAMPOSO!
- Tramposa tú… ven aquí –dijo cogiéndola del culo –Dios mío…
La tomó y la tiró en la cama salvajemente, Andre lo miró como una loba al celo.
- Déjame que te quite la ropa –susurro ella quitándole la camiseta, observó su torso, lo acaricio y repaso el contorno de los seis cuadraditos pequeños, luego llegó al cinturón, quitándoselo rápido y bajándole el pantalón de un tirón.
- No puedo creer que la empollona de Andrea… sea salvaje en la cama.
- Liam… no me conoces, yo soy empollona en la uni, pero me junto con chicas que suelen tener dependencia hacia el sexo, asique…
- ¿Me estás diciendo que te has acostado con muchos tíos? –dijo Liam algo mosqueado.
- No, te estoy diciendo, que se lo que hago en este territorio y que yo no soy la misma en la uni que fuera –dijo la otra tirando de los boxers hacia abajo. Liam estaba que lo flipaba, dios mío no podía imaginarse como seria la acción.
- Vamos a hacerlo nena –dijo Liam seximente, se posicionó encima de Andrea y poco a poco se introdujo en ella. Andrea estaba que moría de placer, sacó fuerza de sus entrañas y se colocó encima de Liam.
- Aquí mando yo Payne… hoy al menos –dijo ella, empezándose a mover acompasadamente con Liam. Él estaba que no se lo creía, le encantaba esta Andrea, haber, amaba a la otra también, pero esta era la verdadera, la que no se escondía de los “populares” acababa de conocer a la Andrea “sin preocupaciones”. Ambos llegaron regularmente igual, Liam no podía, era el mejor orgasmo que nunca había tenido, era increíble, se supone que las plásticas eran buenas… pues no, como las Bad Girls… ninguna.
- Dios… santo –dijo Liam cayendo en el colchón rendido.
- ¿No te ha gustado? –dijo Andre, Liam rio de lo ilusa que era a veces, pero eso, le encantaba, amaba a todas las Andreas, cada una de ellas, hacían un conjunto, explosivo. Ahora que las había probado a todas… nunca podría vivir sin ellas.

“En casa de los Styles…
Los padres de María y Harry llegaban hoy, Zayn se encontraba con ellos, no quería apartarse de ella, ni de su hijo o hija que se encontraba en el vientre de María. Ésta estaba acostada en el sofá, Zayn y Harry a penas la dejaban levantarse, suspiró y se incorporó en el sofá, se levantó y quiso coger una revista que se encontraba en la parte de arriba del almario del salón, se puso de puntillas, pero aun así no la alcanzaba, asique acercó una silla y se subió, cuando ya tenía la revista en la mano, la chica pudo oír un.
- ¿¡Pero qué haces!? –por parte de su hermano, que la cogió con delicadeza y la bajo, Zayn se acercó con cara de pocos amigos hacia ella.
- No puedes subir y ponerte en peligro a ti y al bebé –dijo su ahora novio.
- Dios mío, estáis fatal de la cabeza, tengo una semana contada de embarazo ¡relajaros! –dijo la chica exasperada, de pronto la cerradura de la puerta principal se oyó.
- ¡Ya estamos en casa mis pequeños! –gritó la señora Styles con su típica voz maternal.
- ¡Chicooooooos! –dijo el padre, a veces todavía los trataba como su tuvieran cinco años. Los dos fueron al salón y se encontraron a sus dos hijos y a Zayn.
- Hola –dijo María sonriéndoles y levantándose para saludarlos, el segundo en hacerlo fue Harry y Zayn se levantó más tarde, le dio dos besos a la madre de los chicos y luego fue hacia el padre, se intercambiaron miradas y se estrecharon las manos, Zayn sentía miedo… el padre de María y de Harry, era grande y atlético… estaba seguro que le patearía el culo por lo del embarazo.
- ¿Cómo habéis estado preciosos? –preguntó la madre, María sonrió.
- Muy bien mamá, Harry es novio de Alba –dijo María sonriendo, la madre de esta rio y cogió a Harry de los mofletes.
- Mi niño… que se hace mayor… ¡ahí! ¡Me van a salir los nietos rubios! –gritó la mujer, Harry rio, adoraba a su madre.
- ¡María Alison Styles Cox! –dijo el padre bajando las escaleras enfurecido, María se giró y entonces lo comprendió todo, su padre tenía en las manos los exámenes del ginecólogo…
- Papá… yo… -dijo la chica pero el otro la cortó.
- ¡Estás embarazada! –dijo su padre, Zayn cogió a María de la mano.
- Señor…
- ¡Cállate!
- ¡George! –Dijo Anne alarmada, miró a su hija –Tranquilo…
- Abortarás… -dijo el padre como orden, María se llevó la mano al estómago y Zayn la miró alarmado.
-No… no lo haré –contestó la otra, su padre suspiró.
- Tienes 19 años inconscientes.
- Papá… Zayn y yo lo hemos decidido así… nos queremos, sé que es pronto, pero no dejaremos los estudios, lo sabremos llevar papá… es nuestro bebé –dijo la chica, el padre se relajó – ¿Nos apoyarás?
- Mira… solo espero… que hayas tomado la decisión correcta… y que no te arrepientas luego de esto –dijo su padre –Pero soy tu padre y te quiero y te apoyo…
- Gracias –dijo abrazando a su madre también.
- Y tú… -le dijo a Zayn –Lleva cuidado con lo que haces con mi niña y mi nieto… -Zayn asintió cagado.
-N- no se preocupe señor… -tartamudeó.

Estaba en una de esas fiestas de negocios a las que solían invitar a su padre, no las aguantaba, lo único bueno que tenían es que con cada fiesta estrenaba un vestido nuevo, el de esta noche era de palabra de honor blanco  y corto y a partir de la cintura caía gasa negra hasta los pies. Le apetecía dar vueltas para que el vestido girase a su alrededor, pero no era lo apropiado… se había recogido el pelo en un moño rodeado por una trenza y varios mechones sueltos. Estaba con los codos apoyada en la barra con un Gin-tonic, resulta que el vodka-limón era demasiado barriobajero para la fiesta… Llevaba toda la noche pensando en Niall y era lo que menos le apetecía en ese momento, pero no podía dejar de hacerlo, estaba todo tan reciente… además que por una vez, no habría estado mal sentirse querida… <tengo que olvidarlo, ya> se dijo así misma.
- Hola -<oh genial, ahora a parte de mi propia voz también oigo la de Niall> suspiró cansada -¿Raquel? –le dieron un par de golpecitos en el hombro y ésta se giró sobresaltada.
- ¿Me has seguido? –ahí estaba el rubio y con traje, lo hacía a posta… estaba demasiado guapo <no le mires, no le mires, no le mires>
- No –contestó –han invitado a mis padres…
- Mira, que casualidad… -comentó Raquel sarcástica.
- Raquel… -empezó.
- Déjame –fue a irse pero vio a su madre ir hacia ellos –mierda, mierda, mierda –se giró agarrando la mano de Niall que se quedó como “WTF” –finge –le susurró.
- ¡Niall! –le saludó la madre contenta.
- Buenas noches –contestó el rubio -¿cómo está? –era tan repulsivamente amable…
Después de hablar un rato con él se fue a “socializar” y nada más se dio la vuelta Raquel le soltó rápidamente.
- Oye mira, vete lejos ¿vale? Hazme ese favor –le dijo a Niall.
- No quiero, y además, te voy a decir una cosa –agarró su muñeca para que no se fuera –no tengo nada con Caroline, me vale gorro esa tía –dijo poniendo cara de asco –estábamos empezando bien… -dijo colocando uno de los mechones de pelo sueltos por detrás de la oreja de Raquel. Ésta levantó la vista mirando los preciosos ojos de Niall, sintió una cosa en el estómago y se decidió.
- Lo siento –dijo separándose de él –yo no siento lo mismo y tampoco quiero sentirlo –Niall resopló fuertemente y apoyó un brazo en la barra.
- ¡Raquel! –La madre se acercó a ellos otra vez y Rach volvió a pegarse a Niall agarrándole por la cintura –no sabía que iba a venir tu novio –el susodicho la miró y la otra le sonrió falsamente.
- Yo tampoco, ha sido una grata sorpresa mamá –contestó.
- Bueno, así tu padre puede conocerle –volvió a sonreír falsamente –ahora le traigo –la mujer se dio la vuelta y se fue.
- No voy a seguir con esto –dijo Niall cuando ya no podían oírles.
- Lo entiendo –contestó Raquel seca –al menos… ¿puedes hacerlo por esta noche?
- No sé, ¿por qué iba a hacer algo por ti cuando tú nunca haces nada por mí? –se miraron intensamente por unos segundos.
- Porque no eres como yo –le contestó Raquel, Niall le sostuvo la mirada ¿por qué tenía que tener esa mirada tan intimidante? –por favor Niall…
- Hasta que venga tu padre –dijo seco –luego no volvemos a hablar ¿sí? –ésta asintió sin mirarle, eso era lo que quería ¿no? Al menos es lo que llevaba pensando desde que pasó todo lo de la tal Caroline... ¿y si eso era lo que quería por qué sentía que podría desplomarse en cualquier momento sobre el suelo? ¿Y por qué tenía esas ganas incontrolables de llorar hasta deshidratarse?
- ¿Quieres tomar algo? –Niall asintió y pidió lo mismo que ella.
- Raquel –ésta levantó la cabeza para mirarle y le dio la copa –mira no lo entiendo y como esta es la última vez que pretendo hablarte te lo voy a decir…
- Prefiero que no lo hagas –le cortó.
- Me da igual lo que prefieras, yo finjo, tú escuchas –ésta bajó la vista a su copa –y a ser posible también me miras –puso un dedo sobre su barbilla y le obligó a mirarle a los ojos.
- No me gusta que me manden.
- Créeme que ya lo sé, pero hoy no te queda otra –ella resopló, total ya estaba destrozada, por mirarle unos minutos la cosa no iba a empeorar –bueno de verdad que no me entra en la cabeza por qué en un par de días has cambiado así de opinión, sabes perfectamente que paso de Caroline, pero creo que no quieres sentir más –ésta suspiró –pensaste que tenía algo con la estúpida esa, te dolió y te diste cuenta de que te importo y que te puedo hacer daño… -Raquel apartó la vista y Niall agarró su mano –Rach, de verdad que no haría nada para hacerte daño, ¡todo lo contrario! Solo quiero que sonrías por mí y que pongas la misma cara que tenías cuando me viste tocando la guitarra –una lágrima traviesa recorrió rápidamente la mejilla de la otra y Niall la abrazó –no llores por favor, no lo aguanto… siento que es por mi culpa.
- Es que es por tu culpa –le contestó en un susurro, eso a Niall le hizo sonreír al darse cuenta de que sí que le importaba. La otra suspiró lentamente y se separó secándose con cuidado los ojos –Niall ¿no te entra en la cabeza que no quiero estar contigo? ¿Qué no quiero sentirme como me siento cuando estoy contigo? ¡Déjame!
- ¡No! ¿Es que por qué no quieres sentirte así? ¡Yo lo sé! Porque tienes miedo… cobarde.
- ¡No me llames cobarde! –Se picó la otra -¡no lo soporto! ¡NO TE SOPORTO! –empezó a salirse de sus casillas, cosa que no solía ser muy habitual y a Niall no le causó otra cosa que risa, haciendo que Raquel se enfadara más y más por momentos. Apretó los puños a los costados -¡te odio! –Niall no pudo contenerse más y empezó a carcajearse en su cara –le mato –se dijo Raquel así misma –juro que le mato… ¡NIALL! –le gritó para que se callase.
- Perdón, perdón –dijo levantando las manos en señal de paz. Ella desvió la vista para encontrarse con su padre viniendo hacia ellos.
- Niall, Niall, Niall –le agarró la mano rápidamente y éste aprovechó y la abrazó un segundo -¡para! –le susurró en voz baja, el rubio sonrió como respuesta y le pasó un brazo por la cintura.
- Raquel ¿qué estás haciendo? –le preguntó el padre nada más llegó hasta donde ellos se encontraban.
- Han, Este es Niall Horan –le presentó la madre a lo que éste le ofreció la mano.
- Si, si, si –dijo Han, que le estrechó la mano pero les separó rompiendo el contacto que tenían entre ellos, Niall se quedó sin saber que decir y Raquel suspiró porque sabía perfectamente lo que su padre estaba pensando –no es nada en contra tuyo esto… ¿Niall? –Éste asintió –es solo que mi hija no puede estar con nadie en este momento, en esta fiesta, tú ya me entiendes –le dijo el padre de Raquel, pero no, no lo entendía en absoluto.
- ¿Qué quiere decir? –preguntó el rubio.
- Nada importante –contestó Han que agarró la muñeca de su hija y tiró de ella ligeramente -¿ves a ese chico de allí? –Le preguntó a lo que ella asintió –es el hijo de un hombre importante que me va a vender su empresa si… “le doy una buena impresión” –le explicó –preséntate a él y háblale un poco, ya sabes… -ésta miró a Niall que estaba prácticamente con la boca abierta -¿Raquel?
- Papá prefiero pasar la noche con Niall…
- Es un negocio importante ¿de verdad no piensas ayudarme? –su padre clavó la vista en ella y Raquel accedió –gracias hija –le dio un beso en la cabeza y un pequeño empujón, pero Niall la agarró de la muñeca.
- ¿Pretende que su hija se camele a ese idiota por un estúpido negocio? –preguntó anonadado.
- No tengo nada en contra tuyo chaval, pero no te metas donde no te llaman.
- Niall… -le susurró Raquel.
- No –le contestó el rubio sin soltarla-es que resulta que a esto sí que me llaman, porque no sé si se ha dado cuenta de que yo –se señaló con un dedo –estoy con su hija, juntos –dijo señalándolos a ambos.
- Ah –contestó el padre riendo –pero no te preocupes, que mi hija no siente nada por ese, son solo negocios…
- ¡Que su hija no es un negocio! –Le contestó el rubio de mala manera -¡no la puede tratar así!
- No me digas como tengo que tratar a mi hija… ni siquiera la conoces chico.
- La conozco muchísimo mejor de lo que se piensa y sé que ella lo hace por usted, porque por alguna estúpida razón le aprecia –Raquel le puso una mano en el pecho.
- Déjalo, por favor… no pasa nada… -le dijo sin mirarle.
- ¡Si pasa Rach! Tú vales más que eso, tu padre no te puede usar para que zorrees a los hijos de sus estúpidos negocios ¡no le debes nada si te trata así! –los ojos de Raquel empezaron a empañarse.
- No importa… -susurró ella, a lo que su padre tiró de su brazo.
- Gracias hija –le dio un beso en el pelo pero Niall volvió a agarrarla, parecía una partida de Pin Ball.
- No se va a ir a ningún sitio –dijo serio –bueno si, ella y yo nos vamos a ir de esta maldita fiesta –agarró su mano con suavidad pero a la vez firmeza, a lo que su padre se puso enfrente.
- Raquel no vas a ir a ningún sitio –Niall apretó la mandíbula y Rach le miró mordiéndose el labio –si lo haces, no quiero verte por casa en los próximos días –Niall se quedó con la boca abierta y apretó la mano de ésta para darle ánimos, Raquel cuadró los hombros un momento.
- Bien –contestó tirando de Niall y yendo hacia la salida, por el camino varias lágrimas se derramaron por sus mejillas pero no podía evitarlo, su padre siempre había sido muy distante con ella y por eso siempre que le pedía un favor intentaba hacerlo lo mejor posible para complacerle.
- Raquel…
- Calla –salieron a la calle y ésta le soltó y anduvo por la carretera desierta hasta que vio un banco en un lado de la acera, se sentó y se cubrió la cara con ambas manos, Niall se sentó a su lado y le pasó un brazo por los hombros a lo que ella se apartó, pero el rubio volvió a intentarlo a lo que se llevó un manotazo de la otra -¡déjame! –le agarró las muñecas y tiró de ella hasta que consiguió pegarla a su pecho entre forcejeos.
- ¡Estate quieta! –La otra le bufó pero paró y dejó que Niall la abrazara -¿estás bien?
- Sí.
- Mentira.
- ¡¿Entonces por qué preguntas?! –le dijo de mala manera –tendría que haberle hecho caso…
- ¡No! –Dijo él agarrándole la barbilla para que la mirara – ¿eres la chica más orgullosa que conozco y no te valoras nada cuando está el estúpido de tu padre?
- No le llames así –contestó.
- ¿Por qué le defiendes? ¿Ha hecho algo por ti alguna vez? A parte de poner la semillita vamos… -eso la hizo reír.
- La semillita… -repitió ésta.
- Lo que sea –dijo el otro –no tienes nada que demostrarle, no lo merece… -Raquel le miró un segundo y le abrazó bajando la vista. Niall le acarició la espalda y notó que tenía la piel de gallina –espera –se quitó su americana y se la puso por encima, para después volver a abrazarla.
- ¿Piensas todo eso que has dicho de mí? –le preguntó Raquel.
- Sino no lo hubiese dicho… -contestó el rubio con la boca pequeña, Raquel se removió un poco pero no le miró ni le soltó a lo que Niall sonrió.
- Gracias… ¡mierda! –Se  incorporó al segundo –me he dejado el móvil dentro, con el abrigo –dijo casqueando la lengua.
- Yo te puedo dejar mi móvil si quieres –alargó la mano hasta el bolsillo de la americana que descansaba sobre los hombros de Raquel y se lo dio.
- Alba estará durmiendo… -dijo –me va a matar si la despierto…
- ¿Para qué la quieres?
- Niall –clavó la vista en él –no tengo casa donde dormir hoy ¿no has oído a mi padre? Porque lo decía enserio.
- ¿Qué dices? –Dijo el otro anonadado, ésta se encogió de hombros –lo siento –se disculpó.
- No es tu culpa –le sonrió –no me hagas darte las gracias otra vez.
- ¡Ooooh! Me encantaría que volvieses a hacerlo –dijo sarcástico.
- Ya pues sigue soñando rubito –le contestó bromeando.
- Vente a mi casa a dormir –soltó Niall, a lo que Rach se quedó un segundo sin respirar.
- No quiero meterte en líos con tus padres –contestó sin mirarle.
- Bueno… no tienen por qué enterarse.
- Te estás volviendo un niño malo –le vaciló la otra sonriendo.
- Todo se pega menos la hermosura –contestó el otro encogiéndose de hombros.
Raquel echó a andar por la carretera desierta.
- ¿Vienes o no? –le dijo cuando vio que el rubio no la seguía, este asintió y se puso a su lado.
- ¿No deberías coger tu abrigo con el móvil? –le preguntó.
- Ya lo recogerán mis padres… es demasiado caro como para que lo abandone ahí –dijo ella encogiéndose de hombros.
- Así que ya no estás enfadada… -Rach le miró levantando una ceja.
- En algún sitio tendré que dormir… -puso como escusa a lo que Niall abrió la boca indignado –y si rubito, es por el interés… -Niall la agarró de los antebrazos y la empujó haciendo que se quedara de espaldas al suelo sin llegar a tocarlo, solo agarrado por él.
- ¿Segura de que es por el interés? –dijo Niall mirándola desde arriba, ésta no contestó así que la dejó caer y volvió a sujetarla antes de que tocara el suelo.
- Para –le contestó haciendo fuerza para no caerse, Niall la levantó rápidamente riéndose y la pasó un brazo por los hombros –que intenso hijo –dijo la otra apartándose de su brazo –no te quiero imaginar en otros lugares –le guiñó el ojo y se rio provocándole.
- ¿Por qué me pones a prueba Dios? –dijo Niall mirando al cielo.
- Oh, claro te faltaba eso –le dijo la otra –creer en Dios…
- Es una expresión idiota –le contestó. Se acercaron a la casa de Niall –mierda –se quejó –ya han llegado mis padres… -se giró hacia Raquel que ya estaba pensando donde quedarse a dormir -¿te importa… entrar por la ventana? –le preguntó el rubio rascándose la cabeza.
- No, pero me tienes que dejar tus calcetines –Niall la miró sin entender –con tacones no puedo subir y no pienso ir descalza así que… venga dámelos –extendió la mano en su dirección y Niall se quitó los zapatos y después los calcetines –gracias –se los puso y se fue hacia la parte de atrás –te veo arriba.
Niall seguía en la puerta pensando en cómo podía gustarle tanto alguien con esas ideas de cabra montesa… y lo que más le intrigaba era ¿cómo se le ocurría? Suspiró y sacó las llaves para abrir la puerta.
- Niall –dijo su madre cuando entró -¿dónde estabas?
- Con una amiga –le contestó, yendo a la cocina.
- ¿Es la que te vino a buscar el otro día verdad? –El rubio no contestó – ¿Niall?
- No, no era ella –dijo finalmente mientras preparaba dos sándwiches de jamón y queso –me voy a dormir –le dio un beso a su madre y subió rápidamente a su cuarto.
- No he podido resistirme –dijo Raquel sentada en la cama y con una pijama antiguo suyo de Bart Simpson –he abierto ese cajón –contestó señalándolo –y he encontrado esto –se agarró el pijama enseñándoselo –no podía creérmelo –empezó a reírse a lo que Niall estaba rojo.
- Eso es de cuando tenía doce años –se defendió –además has tenido que rebuscar mucho para encontrarlo –ésta se encogió de hombres controlando la risa –toma –le dio uno de los sándwiches.
- Gracias –contestó ella sentándose en el suelo para no llenar la cama de migas. Niall se la quedó mirando -¿qué?
- Voy a cambiarme, date la vuelta.
- ¿Qué? Pero si no me voy a asustar rubito…
- Vale, pues no duermes aquí –ésta resopló y se giró comiéndose el sándwich –ya sé que quieres verme en bolas, pero hoy no va a ser el día.
- Ah, ¿ósea que habrá un día? –Le contestó burlándose –en realidad podría ser cuando a mí me apeteciera y lo sabes –Niall se sentó enfrente solo con unas pantalones largos de chándal grises. Raquel se controló para no hacerle un repaso.
- ¿Segura? –ésta asintió.
- Soy muy persuasiva –dijo tragando el último trozo.
- Bueno, yo soy muy duro –ésta se rio y dio una palmada.
- ¡Sí señor! ¡Duro es la palabra! –Niall se rio también y Rach volvió a sentarse en la cama como los indios, entonces sonó el teléfono del rubio.
- ¿Por qué me estás llamando? –le preguntó enseñándole su nombre en la pantalla, Raquel se encogió de hombros y el rubio descolgó -¿Si?... Ah, sí, sí, espere –le pasó el teléfono a la otra –tu madre –susurró.
- Dime –contestó Raquel sonando indiferente –ya… si… vale… si… adiós –y colgó devolviendo el teléfono a Niall.
- ¿Qué quería? –preguntó.
- Nada… -sonó un poco triste –que si estaba contigo y que mañana cuando se fuese mi padre volviese y bla, bla, bla –se encogió de hombros jugando con la sábana y Niall se sentó a su lado –no hace falta que me digas nada, así que no lo hagas…
- No entiendo porque tu madre no te defiende –dijo el rubio confuso –es tu madre –ésta sonrió sin ganas.
- Ya, bueno… me da igual –Niall levantó una ceja sin creerse nada –no necesito un psicólogo.
- En realidad creo que si –le contestó riendo.
- ¿Ah sí? –Éste asintió –pues a lo mejor tú necesitas un médico después de esto –le empujó y empezó a pegarle tan fuerte como pudo, pero el otro solo se reía haciendo que Raquel se cabreara más -¡para!
- No –dijo entre risas -¡para tú! –le agarró de la nuca y la besó bruscamente, ésta enredó los dedos en su pelo acercándose más, definitivamente ambos se morían por ese beso. Niall la empujó ligeramente quedando tumbado encima de ella y Raquel recorrió su espalda desnuda con las manos. Niall pasó las manos por sus muslos haciendo que ésta le rodeara la cintura y subió hasta masajear su trasero. Se separaron para respirar un segundo.
- Deberías estar prohibido –dijo Rach recuperando el aliento a lo que Niall sonrió y besó su cuello, haciendo que ella gimiese de placer.
- Niall –se oyó una voz desde la puerta y ambos se separaron rápidamente incorporándose, hasta que vieron que era Caroline.
- Que susto –dijo Raquel llevándose la mano a la frente y dejándose caer otra vez.
- Si, Caroline ¿qué haces aquí? –le preguntó Niall serio.
- Si –intervino Rach –no me van los tríos con otra tía… -Niall la miró aguantando la risa, mientras Caroline seguía clavada en la puerta.
- Un poco más y os pillo follando –reaccionó al fin.
- Ay Niall –dijo Raquel sentándose en la cama –es de esas a las que les gusta mirar… -dijo con cara de asco. La otra se puso roja por momentos y se lanzó a pegarla pero Niall se puso entre medias agarrándole las muñecas.
- ¿Qué haces? –le dijo serio a lo que Raquel emocionada se puso de pie en la cama para observar la escena mejor.
- Tú eres mío –se quejó la muñequita de plástico haciendo pucheros.
- Mira yo no soy de nadie, porque no soy un objeto ¿vale? Ya te dije que no quería nada contigo, así que déjame en paz Caroline.
- Pero… tú y yo…
- Tú y yo nada –le cortó –nos atraíamos hicimos lo que teníamos que hacer y punto, en ningún momento te di esperanzas de nada más, solo que en tu cabeza te has creado otra realidad…
- Escribe un cuento –dijo Rach apoyándose en los hombros de Niall y llevándose una  mirada asesina de la animadora –yo solo quería sacarle provecho a tu imaginación –dijo encogiéndose de hombros.
- La cuestión es –volvió a hablar Niall –que no me gustas, lo siento, pero es así. Estoy con ella acéptalo y supéralo.
- Yo te quiero… ¡¿Por qué te gusta esa zorra?!
- ¡Eh! –Se quejó la otra –vas a llamar tú…
- Relaja –le cortó Niall –Caroline estás en mi casa, no la insultes ¿está claro? Me he portado bien contigo, así que supéralo ¿sí?
- ¡Me das asco! –dijo la muñequita de plástico separándose de ellos dos y saliendo de la habitación.
- Le das asco Niall… quizás deberías ducharte –le dijo Rach todavía agarrada a sus hombros.
- Tienes la lengua muy larga –dijo el otro girándose con una media sonrisa.
MI BABIES!!!!!! QUE TALLLLLLLLLL!!! BUENO AQUI OS DEJO ESTE CAPITULAZO, ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO, COMENTADME POR FAVOR, Y SEGUID AL BLOG, ES MUUUY IMPORTANTE, BUENO DECIROS QUE YO (MARIA), CONVENCERE A RAQUEL PARA HACER UN VIDIO, PARA VOSOTRAS EL 24, BUENO EL 25 Y LO SUBIREMOS. ¿QUE ME DECIS? BUENO PUES AQUI OS DEJO UN BESO!!!!!
-Maria y Rachel!! 

13 comentarios:

  1. Jajaja ¡Me encanta la novela! Seguidla pronto. Pedazo capítulos, siempre lo hacéis tan largos ¡y eso me encanta! siguiente ;)

    PD: Con respecto al vídeo, yo voto un SÍ rotundo, ¡suerte! :3

    Kisses! <3

    ResponderEliminar
  2. Hoooooola:)))
    Me ha encantado este capítulo, y bueno, esta es al primera vez que os comento jeje Así que os digo que me encanta también vuestra noveela, es genial!
    Besoooos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erea fan de Taylor? jufrhejufue Yo tambien lo soy!!

      Eliminar
  3. Holaa :) bueno bueno bueno QUE ES INCREÍBLE MADRE MÍA DE MI ALMA Y DE MI CORAZÓN. Que me encante y sea lo mejor no es mi culpa ¿vale? en serio , es increíble , me haríais un gran favor si subís pronto por eso de la intriga y esas cosas. Me parecee genial lo del vídeo porque yo no he tenido esa suerte para poder ir al concierto :( Lo dicho increíble y subir el siguiente lo más pronto posible please *-* Besos ^^

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJAJAJAJA DIOOOOOOOOOOS! esa ultima conversación me ha matado!
    ADORO a Liam! eso supongo que os lo imaginariais... pero bueno, como dato!
    Y todo sobre Rach y Niall ha sido demasiado bonito! de verdad! me encantan esos dos!

    Y QUIERO, EXIJO ESE VIDEO!

    Siguiente preciosaaaaaaaaaaaaaasss <3

    ResponderEliminar
  5. Por que es tan jodidamente perfecta vuestra fic? No lo digo enserio, tanta perfeccion junta asusta. Y vuestras mentes son muy asdfghjklñ adfghjklñ por cierto en twitter soy @Lia1DLM521

    ResponderEliminar
  6. Holaaa soy nueva lectora y me encanta tu novela cuando vas a subir el proximo???
    PD: que sea pronto jajaj

    ResponderEliminar
  7. Queremos otro, lo llevamos esperando mucho tiempo, jo

    ResponderEliminar
  8. holaaaa me encanta tu novela continualaaaaa

    ResponderEliminar
  9. Holaa !! ¿ Te acuerdas de mi novela " I will be by your side"? Bueno, Noah y Harry vuelven a dar guerra, Amber y Louis tienen mucha historia por delante, Niall, Helen, Chelsea, Zayn y Lisa, Liam , Daphne y Zac....
    Sé que he estado mucho tiempo sin escribir y LO SIENTO. En verdad, tenía pensado dejar la novela. Pero hoy he pensado WTF?! SIGUELA.
    Pues eso. Te digo esto porque me consta que te gustaba la novela y que a lo mejor te alegraría saber que he subido un nuevo capitulo y que a lo largo de la tarde subiré más !
    Muchas Gracias :) http://iwillbebyyourside.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Huoooooolaaa. Bueno, me he reído muchísimo con los caps en serio JAJAJAJA me encanta y ME gustaría que cuando subieseis más me avisaseis :) @MAFGdreamer

    ResponderEliminar